«Instructivo para el armado de un invernáculo» ¡Publicación ya disponible!

Descargá el la publicación desde el siguiente link ¡y no te pierdas la entrevista al coautor Walter A. Tejada!.

Entrevista a Walter A. Tejada (coautor)
«Yo, como técnico, puedo dar un conocimiento en horticultura, pero mi desafío está en enlazarlo con el conocimiento local, por eso, debemos pensar juntos para avanzar y abrir caminos»

En la primera parte de la entrevista que nos concede Walter Antonio «Juje» Tejada, quien hace más de diez años trabaja en territorio bonaerense, nos demuestra que el entrecruzamiento de saberes y el reconocimiento de técnicos con productores y desde los territorios, es el mejor plan para mantener firme un camino de (re)construcción de los cordones hortícolas que den batalla por la Seguridad y la Soberanía Alimentaria, en la zona núcleo de las pampas bonaerenses.

Walter «Juje» Tejada trabaja en el Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires. Es instructor de asesor de la FACEPT y del CFL N° 402 de General Belgrano. También integra tres redes de trabajo, entre ellas ULTeRA, además de participar en la Red Nacional de Municipios y Comunidades que Fomentan la Agroecologia (RENAMA) y la incipiente Red para el Abastecimiento Local de Alimentos Agroecológicos en la Provincia de Buenos Aires (REDPAL). Estudió en la Facultad de Agronomía de La Plata y en las provincias de Jujuy y Salta, en especialización de cultivos y desarrollo de agroecología.

Educación agraria local y social

En estos últimos años, «Juje» Tejeda ha trabajado en el interior de la Provincia de Buenos Aires, donde comenta que dejó de ser un «bicho de escritorio» para ser un «bicho de territorio» con la idea de trabajar con cuadros técnicos y profesionales para el desarrollo zonal, local y regional, junto con la comunidad de productores.

A finales de 2010, junto con compañeros de la Dirección Horticultura del entonces Ministerio de Asuntos Agrarios, llevó a cabo una visión de producción de alimentos sanos hacia la Provincia de Buenos Aires. Eso coincidió con el Programa «Fortalecimiento de la educación agropecuaria», donde el Ministerio entregaba el diversos kit de producción a los establecimientos de educación secundaria agraria de la Provincia, dedicados a los cuatro modelos de desarrollo educativos (CEPT; EESA; CEA; CFR) y escuelas agrarias privadas.

“Observamos una necesidad de capacitar sobre los materiales e intentar contribuir con conocimientos del campo técnico, transmitir y compartir conocimientos desde la educación, abriéndonos a la comunidad para desarrollar en nuestro caso «Unidades Hortícolas Agroecológicas Educativas y Demostrativas», ya que nos encontramos con que solamente habían modelos de ensayos o planificaciones teóricas, pero no de inserción de la cultura hacia el trabajo territorial, en la mayoría de los más de 135 establecimientos; en pueblos pequeños, medianos y grandes de diferentes distritos, testimoniamos la ausencia de la cultura hortícola, y nos pusimos a trabajar en ella dando respuesta a la comunidad”, explicó Tejada sobre el trabajo en territorio.

Recuperar la memoria horticultora

Sobre la cultura hortícola, Juje enfatizó sobre la importancia que tuvo y tiene el programa Pro-Huerta en cuanto a mantener la huerta familiar como último reducto de la horticultura: «este fue el puntapié para iniciar un trabajo de recopilación para poder redescubrir esa cultura hortícola para el desarrollo local, revalorizar la que estaba dispersa en pos del alimento, el trabajo, el arraigo, a través del asesoramiento y participación técnica para la reconstrucción local de esos saberes, así fuimos abordando el desafío en la Provincia de Buenos Aires»

Productor en invernáculo, Plantinera de la localidad de Henderson, Provincia de Buenos Aires (2020)

“Descubrí en un análisis que señala según su estudio que para 2040, los grandes núcleos urbanos irán creciendo en proyecciones escandalosas de población”, indicó Juje que partir de ello, buscaron hacer resurgir otro paradigma de desarrollo, con arraigo en los pueblos, distinto del modelo de expulsión de campo, con pueblos avasallados en detrimento de un sistema que excluye “pensamos entonces «esto va a crecer en población y debe crecer entonces la alimentación, pero alimentos sanos sin carga química, para el alcance de todos, con precio social», es la fórmula que enunció Juje y con la que emprendieron el trabajo en el territorio.

Para ello se acercaron a diferentes programas y escuelas, para generar minipolos de producción de alimentos, primero con unidades hortícolas agroecológicas, en pueblos de 100 habitantes donde inmediatamente a través de invernáculos, plantinera o salas de cría, dieron empleo de manera inmediata.

Buscamos educarnos junto con las familias, porque yo como técnico, puedo dar un conocimiento en horticultura, pero el desafío es el enlace con el conocimiento local y social, y ese poder-hacer fluye a través del intercambio de conocimientos. Ahí pudimos participar con el conocimiento conjunto con las localidades, donde se fueron acercando intendentes y sus equipos, y pudimos debatir nuestro alcance, para poder generar Unidades de Modelos Municipales, donde se formaran jóvenes o adultos de esas localidades, en función de desarrollar e ir hacia el camino de los Nuevos Cinturones Hortícolas para los pueblos y todas diferentes regiones bonerenses”, describió Tejeda.

Regionalización y eje de la Ruta 5 (noreste y centro oeste de la Provincia)

A partir de un diagnóstico, se volcaron principalmente a la región noroeste y centro-oeste de la provincia de Buenos Aires, desde la zona de Bragado, Viamonte, 9 de Julio, Villegas, Rivadavia, Tres Lomas, hasta Pigue y Puán, Guaminí (entre otras); allí en la actualidad trabajan con productores de 23 municipios, desarrollando un Nuevo Cordón Hortícola agroecológico para la provincia y el país. “Pienso que debemos ir a buscar a los actores políticos locales, y educadores y productores, para poder debatir –en el buen sentido–esta proyección de desarrollo de nuestra comunidad, y ser un ejemplo y difusión para el país”, concluyó sobre la experiencia.

Nace un nuevo día de Soberanía Alimentaria


La publicación tiene fecha en 2021 y está a disposición libre de distribución en ultera.org.ar

Cualquier consulta pueden realizarla a [email protected]

8 Respuestas a “«Instructivo para el armado de un invernáculo» ¡Publicación ya disponible!”

  1. Material descargado! Espero poder llevarlo a cabo, estoy empezando a transitar este hermoso mundo! Gracias por el material!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *